lunes, 31 de diciembre de 2012

Ahí te quedas 2012





Quedan pocas horas para que se acabe este año, un año plagado de grandes errores, unos, los propios podremos remediarlos con esfuerzo, ¿los otros quien sabe cómo se podrán remediar?


Se va un año marcado por las ausencias, por el dolor y el desconsuelo, de los que lo perdieron todo o de los que no les queda casi nada, de los que nunca tuvieron, ¿que podemos decir?

Un año que muchos querrán olvidar, y que otros no podrán olvidar nunca, un año que dolerá recordar por muchas generaciones, como tantos otros años que creíamos ya pasados pero cuya sombras nos acechan en todas las esquinas.


Ahí te quedas 2012 con todas con todas tus miserias, bienvenido 2013 a tí sólo te pido una cosa, que suceda algo que acabe con todos aquellos que nos han llevado a esta situación, el resto ya lo  iremos solucionando porque sin ellos seguro que será posible.


En memoria de todos aquellos que  lucharon por nuestros derechos, esos que poco a poco nos están recortando.


María R de Movaldi

sábado, 6 de octubre de 2012

Hoy estás aquí, mañana... quién sabe?





Ayer iba en el coche con mi marido y por un momento no reconocí el camino, que era el de siempre, le comenté que por ahí no íbamos a llegar a nuestro destino y me dijo como no? Si es este el camino, no lo reconoces, pues no, contesté ( el hecho es que pensé que en un momento se había desviado) me miró preocupado y me dijo seguro que no lo reconoces, no volví a decir, (las curvas casi todas son iguales) al ver algo familiar le dije ahora sí, pero él me miraba preocupado, cuando paramos me miró y enseñándome los dedos de una mano comenzó a preguntarme cuantos dedos hay aquí? y en esta?, y cambiaba de uno a tres, a cinco, y seguía, estás bien me preguntaba? Le contesté a todo perfectamente y si que estaba bien, pero él seguía  no desistía de su preocupación, volviendo a preguntar, pero seguro?, que día es hoy? Pensaba que se me había ido la mente o qué sé yo y le vi seriamente preocupado, a lo mejor para cualquier otra persona  no hubiese sido para tanto, pero como desgraciadamente estas cosas suceden y la verdad es que aunque me lo tomé un poco a broma me conmovió su preocupación, sé que me quiere, que le importo, que se preocupa por mí, pero realmente hasta ayer no supe cuanto.

Hay cosas en la vida que no pasan porque sí, están ahí para que te des cuenta de que a pesar de todo hay que dar las gracias por vivir, no dejemos pasar el tiempo esperando grandes cosas, si no disfrutando de las pequeñas cosas de cada día y si es con las personas que queremos mucho mejor.

Hoy estás aquí, mañana... quién sabe?

Gracias  por todo cariño
María R de Movaldi

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Cualquier día de Septiembre



 

Cualquier día de septiembre, puede ser el aniversario de tu marcha pero no puedo saber cual porque ni eso quiso el destino que supiera.

Por eso al llegar este mes, donde hay tantas fechas especiales para recordar, elijo un día al azar, o mejor el azar me lo elije porque sin saber como al cerrar los ojos veo tu rostro y vienen a mi memoria tantos recuerdos.

¡Es tan extraño que en tan sólo 10 días se hicieran unos lazos de amistad tan grandes! Sería quizás porque nos parecíamos tanto, erámos entonces como dos lobos solitarios aunque estuviésemos rodeados de gente.

Aquellos maravillosos días de campamento… cuidabas de mí y yo cuidaba de tí.

Aquel día en que mis manos estaban hinchadas por esa y que “alergia” que dijo el doctor ¿Por qué sólo a ti se te ocurrió ocuparte de mis tareas? Lavar mi ropa, mi turno de fregar… en fin todo. Y cuando a ti te dio fiebre, tampoco nadie dejo sus cosas, sus diversiones para estar contigo, cuidarte, solo yo lo hice.

Hermosas noches pasamos tumbados en el suelo mirando al cielo, contando estrellas.

Recuerdas la pequeñaja? Aquella que brillaba tanto, me dijiste “a su lado estaré algún día” pregunté por qué decías eso pero no contestaste.

Si me hubieran dicho aquel día que nos despedimos que no volveríamos a vernos!..Cierto que no perdimos el contacto pero nunca fue igual.

Y te fuiste un día de Septiembre, quizás en algún momento te acordaste de mi como yo cada día te recuerdo… mi amigo el de la eterna sonrisa.



Donde quieras que estés Manuel….nunca te olvidaré.
María R de Movaldi

martes, 28 de agosto de 2012

Dos angeles


Desde hace meses hay dos ángeles en el cielo y aquí abajo en la tierra su madre, su familia y muchísimas personas más albergando la remota ilusión de que aún estuvieran con nosotros, lamentablemente no es así, y gracias a unos ineptos se ha tardado tanto en llegar a esta terrible verdad.

Destino cruel el de estas criaturas (como tantas otras desgraciadamente) que llegaron a este mundo sin pedirlo, que no hicieron daño a nadie, a tan corta edad, ¿que daño podrían haber hecho? ¿Que culpa cargaban sobre sus hombros?

Ninguna…

Sólo tuvieron la desgracia de pagar por culpas ajenas, la de un ser enajenado (o quizás no) incapaz de afrontar sus problemas como hombre y no como alimaña, no digo animal, porque pobres animales que siempre les insultamos comparándoles con ciertas 
“personas” si se puede dar este título a este tipo de gente.

Ahora sólo queda esperar que la justicia, sea la de los hombres o la justicia divina si existe se encarguen  de castigar a este tipo.

 Ojalá llegue un día (espero no muy lejano) en que no tengamos que lamentar tan terribles desgracias.

Descansen en paz.




María R. De Movaldi © All Rights Reserved

sábado, 14 de julio de 2012

Amenazo con volver


Hace días que no subo nada al blog, y no es por falta de ganas o de inspiración, es por falta de tiempo, estas últimas semanas se han convertido en una vorágine de acontecimientos, de sentimientos, de últimar detalles , hay tanto por hacer……y tan poco tiempo !!!!

Pero si alguien me está siguiendo que no desespere…amenazo con volver en breve.



María R de Movaldi

jueves, 31 de mayo de 2012

Reflexión


Hoy me he puesto a pensar(otra vez)en todos aquellas personas que lucharon toda su vida por salir adelante, aquellos que durante la guerra y después de ella sufrieron la miseria y el hambre, aquellos como mis propios padres que tuvieron que trabajar desde niños para ayudar a la familia a tener un trozo de pan en la mesa.

Durante años nos han dicho (aunque sin desearlo verdaderamente) ¡debía volver el año del hambre para que supierais valorar la suerte que tenéis de tener aunque sea un plato de lentejas!

¡Cuantas veces no habré escuchado la historia que contaba mi madre de como con 8 años comenzó a trabajar! y de lo que le ponían de comida se llevaba la mitad para sus padres, como siendo tan pequeña tenía que limpiar, fregar y hacer de todo en la casa, los trabajos más duros para tan temprana edad.

Ellos que tanto lucharon porque sus hijos y nietos no pasaran por eso, trabajando duramente para tener sus pensiones y sus “derechos”, hoy los que viven, lo hacen con miedo, viendo como cada día tienen menos poder adquisitivo, como sus pensiones no alcanzan para llegar a fin de mes y los que ya no están se estarán revolviendo en sus tumbas porque su país se va a la ruina y la miseria por culpa de un puñado de egoístas desalmados, y me quedo corta con el calificativo, porque si dijera todo lo que pienso me cerrarian el blog.

Hoy doy gracias a Dios por haberse llevado a mi madre antes de que pudiera ver como tocamos fondo, aunque en los últimos años de su vida ya sufrió viendo que parte de los suyos lo pasaban mal económicamente, ayudándoles en lo que podía y más, quedándose corta para terminar el mes, cosa que no le había sucedido desde hacía muchos años.

Toda perdida es dolorosa pero agradezco enormemente que no tenga que vivir estos momentos de incertidumbre y agonía como tanta gente en el país, algo que parece no tener fin.

María R   de Movaldi.

viernes, 25 de mayo de 2012

viernes, 11 de mayo de 2012

Llegaste a mí






sábado, 5 de mayo de 2012

Mi pequeño homenaje

Se acerca el día de la madre, ya no puedo decirle a la mía felicidades, ni darle un beso, o decirle te quiero... pero  quiero compartir algo que escribí hace unos años, casi en las mismas fechas, y así de nuevo renovar aquel pequeño homenaje a mi madre.


Hace unos días una amiga me dijo tras comentarle una bromita que me gastó mi madre "de tu madre nunca me habías hablado".

Pues bien ya que el día de las madres está a la vuelta de la esquina voy a hablaros de ella y será mi pequeño homenaje.

Mi madre se llama Ana (ella dice que lo bueno abunda, y yo siempre le digo que es lo malo lo que abunda) y es una madre como otra cualquiera, pero es la mía, yo no la elegí, pero no la cambiaría (dicen que más vale malo conocido......)

Trabajó desde los ocho años, primero para ayudar a sus padres y después para sacar a delante a su propia familia, sus seis hijos. Cuando aún no los tenía del todo criados empezaron a llegar los nietos y claro también echó una manita  para levantarlos a ellos.

No voy a contar toda su vida, sería largo y pesado, sólo decir que trabajar, trabajó mucho y sufrir también sufrió mucho (como tantas otras madres) .

Hace seis años tras superar la perdida más grande que puede sufrir una madre (imagináis cual) no se hundió en el pozo, si no que poco a poco volvió a ser la que siempre fue, la que animaba las fiestas, cantaba y regalaba sonrisas.

Dentro de poco, el 13 de Mayo hará tres años que volvió a nacer, justo un día después de cumplir los 66 años y después de algún disgusto que otro su corazón dijo " Hasta aquí llegué" y ella como buena Tauro testaruda dijo " Que te crees tú eso, aún tengo mucha tela que cortar y muchos caminos que recorrer " así que tras una complicada operación de corazón y mucha fuerza de voluntad, aquí está tres años después "recuperada" y gastando bromitas (que maldita la gracia que me hizo la última) y dispuesta a irse de viaje mañana.

Pues nada esta es mi madre y hoy aquí quiero decirle: " Que aunque aún sigas creyendo que tienes las escrituras de mi vida......."

Te quiero mamá.


Felicidades por este día de las madres y por todos los días de tu vida.


(Ahora ya emprendió el viaje definitivo, el viaje sin retorno, seis años  después de haberle  escrito esta carta, desgraciadamente nunca fui capaz de leersela a ella.)
María R. De Movaldi © All Rights Reserved



miércoles, 2 de mayo de 2012

A tí corazón


lunes, 30 de abril de 2012

Hoy no escribo, hoy canto para que llueva



Lo importante no es la voz de quien canta, lo que importa es el aguante del gatito.

Saludos

jueves, 12 de abril de 2012

Aquella mañana


Aquella mañana ella, como tantas otras, se levantó una hora antes de la que debía para ir al trabajo, le gustaba tener tiempo para arreglarse y tomar tranquilamente su café. Miró hacía la cama, donde aún dormía él, y sintió algo extraño en su interior ¿qué era aquello?, pero sin darle más importancia se dirigió al baño, tras la ducha matutina comenzó a arreglarse, al mirarse al espejo no se reconoció, aquella mirada no era la suya, esos ojos tristes no los conocía, esa mueca que quería ser sonrisa nunca la vio. Con voz temblorosa preguntó a la imagen del espejo ¿quién eres? ¿Qué hiciste con mi sonrisa? ¿Dónde quedó el brillo de mis ojos?

     La imagen ahora con sonrisa burlona le contestó: ¿No me reconoces?, soy lo que ahora eres, tu cansancio, tu tristeza, tu desencanto, tus ganas de volar de este lugar.

Ella sonrió con tristeza y entendió la extraña sensación anterior, no sabía cómo, ni en qué momento pero después de 20 años y tantas cosas compartidas, el amor murió. Le miraba pero no le reconocía, no era aquel joven con el que se casó, ella tampoco era la misma chica alegre, se habían convertido en dos extraños.

      Mientras, él se había levantado, preparó café para los dos; (como todas las mañanas) y esperó a que ella entrara a la cocina para tomarlo con él.

      Ella terminó de arreglarse, mientras pintaba sus labios de color carmín, se miró al espejo y sonrió, había tomado una decisión, tras coger su bolso pasó a la cocina y sin tomar la taza que él le tendía se despidió diciendo: “No vuelvas tarde esta noche, hay algo importante de lo que tenemos que hablar”. Cerró la puerta tras de sí y volvió a sonreír pensando " HOY es el principio de una nueva vida"

    El se fue al baño y mientras se afeitaba el espejo le devolvió una imagen que no conocía.  ¿Quién eres?,  preguntó...........


María R. De Movaldi. ©All Rights Reserved


sábado, 7 de abril de 2012

Los ojos del corazón


Los ojos de mi corazón han visto
lo que yo he tardado en ver,
que amigos como vos solo hay uno
y nunca te quisiera perder.


Esos mismos ojos ven
lo que los míos no
que a veces las palabras
dichas o las que no
hacen daño, hieren.


Y no basta un pido perdón.


Los ojos de mi corazón han visto
lo que yo he tardado en ver,
que amigos como vos solo hay uno
y nunca te quisiera perder. 


Este poema lo escribí hace años para un gran y muy querido amigo.




María R. De Movaldi. © All Rights Reserved

jueves, 29 de marzo de 2012

Mi gran amor..........


Hacía tiempo que al oirlo nombrar mi corazón saltaba, y sentía mariposas en el estomago y no entendía lo que significaba, pero ahora si, hoy le vi por primera vez y mi corazón casi se me escapa del pecho, las mariposas revolotearon como locas y mis ojos brillaron como nunca. Pasó delante de mi y apenas me dio tiempo de aspirar su perfume y casi rozarlo con la punta de mis dedos cuando desapareció.

¡Ha sido tan efímero su paso por mi vida y tanto amor el que ha dejado sembrado!

       Y aunque como decía mi madre hay muchos como él, "ya llegará otro que te haga sentir igual", yo digo que como el primero ninguno.

Y él ya está grabado en mi recuerdo, tan sólo tengo que cerrar los ojos para verlo, sentir su perfume y su tacto en mis dedos.

¡Que no daría yo porque te hubieses quedado a mi lado para siempre, tener muchos hijos todos igualitos a tí,(ya me apañaría yo para distinguirlos) para el día que me faltases tener algo que me hiciera recordarte y sobrevivir.


¡Ay Dios! ¿Cómo olvidarte ahora que te conocí? Te quiero tanto.



(Bueno os dejo su foto por si alguien le conoce que le diga por favor cuanto le amo y le necesito.)


Pd( ya sé que esto lo publiqué hace mucho en otro querido lugar, pero en los tiempos que corren, como no hacerlo otra vez?)

María R. De Movaldi © All Rights Reserved

lunes, 26 de marzo de 2012

El mar, la mar




¿Que tiene el mar que al contemplarlo sana mi alma?
El vaivén de sus olas que rompen en la orilla suaves o bravas.


Horas perdidas mirando el mar….
Murmullo de olas
Olor y sabor a mar me embriagan


El mar, la mar……



María R. De Movaldi © All Rights Reserved

sábado, 24 de marzo de 2012

A veces



A veces el corazón estalla
al amor se entrega,
a la imaginación le pone alas
todo lo mejora, lo renueva.

A veces el corazón estalla
y ama profundamente
pero cuando el amor acaba
el corazón se resiente.

Todo cambia, es diferente
el cielo no es azul
las flores no florecen
ya nunca es primavera.

El corazón estalla .......

A veces.

María R. De Movaldi © All Rights Reserved

jueves, 22 de marzo de 2012

Te extraño


Hoy te extrañé más que nunca
cerré los ojos y vi tu rostro.
Alargue mi mano y casi pude tocarte
Sentí tus dedos enredar mi cabello.


Estabas tan cerca y a la vez tan lejos.


Esta noche en cada estrella
veré una sonrisa tuya.
A la luz de la luna
acudirán bellos recuerdos.




Estabas tan cerca y a la vez tan lejos.

María R. De Movaldi © All Rights Reserved

martes, 20 de marzo de 2012

Aún hoy podría ser verdad


Cerró la puerta de la casa tras de sí, bajó a la calle y comenzó a caminar sin rumbo, las hojas de los árboles caían mecidas por un suave viento otoñal.
Nada de lo que veía le era ajeno, aunque sus ancianos ojos parecían no reconocer ningún rostro, ningún lugar.
Vagó  por las calles, sin destino, durante horas y horas. Sin nadie que le preguntase si le ocurría algo, si estaba perdido, nadie que le tendiese una mano cuando sus cansados pies le hicieron tropezar y caer. 
Nadie sabe cuantas horas o días pasó acurrucado en aquel rincón al que a duras penas logró llegar, donde ya sin fuerzas pudo refugiarse.
Hasta que aquella pelota cayó cerca de él y la incrédula mirada de un niño vio lo que que los demás no vieron y gritó “¡Papá, papá mira me he encontrado un muerto!”
Al día siguiente un titular en los diarios rezaba así: “Hallado muerto en la calle un hombre de unos setenta años, aún sin identificar” y continuaba la noticia, vestía pijama y zapatillas............
Y en aquella casa vacía, sobre la mesa una tarjeta escrita de su puño y letra, aquella que con tanto esmero preparó para colgarla en su solapa, decía “Padezco Alzheimer, no tengo familia, si me ve vagar sin rumbo por favor ¡AYÚDEME!
 ¿Quién sabe las cosas que pensarían aquellos que le vieron allí?




María R. De Movaldi © All Rights Reserved


domingo, 18 de marzo de 2012

Corazón de cristal


Desde pequeña había tenido el corazón demasiado frágil, demasiado sensible. Todo le afectaba sobremanera, las injusticias, el dolor ajeno. Siempre fue sentida con todo, cuando alguien que le importaba sufría, ella también sufría. Muchas lágrimas derramó por unos y por otros, también por ella misma

   Al cabo de los años cuando pensó que no le quedaban fuerzas para seguir así, decidió que blindaría su corazón, lo haría de acero para que nada le  afectase, se lo propuso y lo consiguió. Podía escuchar a alguien contar una pena sin sentir nada, era capaz de ver las noticias sin que su corazón se desbocara al ver tanto mal. Poco a poco se fue insensibilizando,  todo le era indiferente, pero no era feliz como pensó que sería.

   Un día leyendo algo que en otro tiempo la habría hecho llorar y en ese momento parecía indiferente, sintió que no era ella, que algo fallaba. ¿Dónde estaba la felicidad que creyó tendría al no sufrir por otros? Por ella misma.

   No sabía qué hacer para volver a ser la que fue, porque cuando uno blinda su corazón es difícil dar marcha atrás, pero bastó un solo gesto, unas palabras de alguien a quien apreciaba mucho, para que su corazón volviera a ser de cristal y se rompiera en mil pedazos.

   Aún hoy va por la vida recogiendo pedazos, pero siente que es  feliz, porque la indiferencia es el peor de los sentimientos.



María R. De Movaldi © All Rights Reserved

sábado, 17 de marzo de 2012

Hoy tengo el alma herida...

Hoy tengo el alma herida, no por mi sino por ti AMIG@

No siempre cuando estamos mal dejamos que los amigos nos ayuden por mucho que ellos quieran, nos apartamos y queremos hacernos fuertes estando solos.

Si le pido a un amig@ que me deje llevar el dolor en soledad, que por favor respete mis deseos. ¿Quién sería mejor amigo? el que lo respeta y me deja sól@ o aquel que insiste en estar cerca en los malos momentos.
Difícil dilema en el que a veces ponemos a los amigos.
Pd( es sólo una reflexión, una pregunta sin respuesta valida lo sé)


María R. De Movaldi © All Rights Reserve

lunes, 12 de marzo de 2012

Quizás


No se puede forzar un destino
ni andar un camino
que no se deja caminar.

No se pueden forzar los afectos
ni buscar sentimientos
que no se dejan encontrar.

Tenemos que dejar todo fluir
lo que tenga que ser será.

Quizás no sea el camino buscado,
ni el destino deseado
Quizás no ese sentimiento esperado.

Quizás........
en un sólo minuto
la vida puede cambiar.


María R. De Movaldi © All Rights Reserved

domingo, 11 de marzo de 2012

11 M, Sin palabras

Por un instante







He rescatado de entre los pliegues de mi memoria
un bello recuerdo.
Niños jugando en un campo de amapolas
mezclando risas y juegos
con el olor de las flores.
¿Quién es esa que ríe?
¡Dios soy yo... y mis cuatro años!
Por un instante quisiera
cerrar los ojos y volver.
donde mi universo eran
mi casa, mi gente.
Donde papá era un gigante que todo lo puede.
donde bastaba una sonrisa materna
para acallar mi llanto.
Por un instante quisiera
cerrar los ojos y volver a mis cuatro años.
Tener de nuevo el brillo de la inocencia en la mirada.
Parar el tiempo por un instante
y no ver el dolor de los míos ni el ajeno.
Volver y recuperar cosas, personas, afectos.
Pero si vuelvo también pierdo.
Otras cosas, otros afectos.
Mas la vida es un camino
que no permite la vuelta atrás.
 ¡Ay como quisiera por un instante
cerrar los ojos y volver a soñar!

María R. De Movaldi © All Rights Reserved

viernes, 2 de marzo de 2012

Un Llanto Eterno


No quiero que seas una sombra de mi pasado,

quiero que seas la luz de mi presente ,

el resplandor de mi futuro

No quiero olvidar que exististe,

no quiero dejar de ver tu rostro ,ni de oir tu voz

No quería que te fueses de mi vida , nooooooo
 

Hoy no fue un día especial, solo  un día extraño

Me sentí bien y me sentí mal

Increibe pero cierto

Te sentí y lloré

Un llanto silencioso y amargo

Un llanto de ausencia, de desconsuelo

Porque ya no estás, ya no te tengo

Un llanto eterno.


María R. De Movaldi © All Rights Reserved

sábado, 21 de enero de 2012

La vida después de tí.....

La vida sigue...
Muchos días me sorprendo diciendo ..."voy a llamar para decirle" y en ese momento me doy cuenta de que ya no estás, ya no puedo llamarte, no sé cuanto tiempo durará esto o si en algún momento acabará.
Lo que si se seguro es que ya nada es igual. Eras el punto donde convergían todos nuestros caminos, temo que ahora al faltar tú eso acabe aunque no lo queramos.
Alguien muy querido me dijo:
Cierra los ojos , escucha los pájaros... ahora canta con ellos.
Respira profundo ahora ella está en el perfume de las flores, en los rayos del sol....
me sentí bien, fue reconfortante.
Siempre en mi corazón,  siempre en mi recuerdo.
Maria R de Movaldi